Razones por las que los hombres engañan incluso cuando aman a su pareja

La infidelidad parece estar a la orden del día, actualmente los matrimonios duran tan sólo un suspiro y por lo general son las mujeres quienes salen lastimadas de dicha relación ¿la razón? una tercera en discordia.

Pero ojo, existen muchos casos en donde las que fallan son ellas, sin embargo, en este caso nos basaremos en la traición de ellos y sus razones.

¿Acaso no tiene corazón? ¿qué hice mal? ¿por qué hizo esto? ¿no me amaba? ¿me lo merecía?

Son de las preguntas más frecuentes que suelen hacerse las mujeres ante una traición, mismas que terminan en el aire, es por ello que un consejero matrimonial, quien tiene años atendiendo a parejas que han pasado por esta situación, decidió revelar las 8 razones por las que los hombres suelen engañar, incluso, cuando aman.

Según el consejero, estas son las razones por las que los hombres engañan incluso cuando aman:

¨Cosa de hombres¨:

A mi punto de vista, la más patética razón puesto que NO está en la naturaleza del hombre engañar, engañar es una decisión que se piensa y se toma, no algo que simplemente sucede porque si, tampoco demuestra la virilidad del hombre. Sin embargo, el consejero afirma que a medida de que una mujer le va quitando al hombre cosas ¨propias¨ de ellos como el salir a beber, mirar el futbol, entre otras, comenzará a sentirse sofocado y abrirá los ojos hacia nuevas oportunidades fuera de su relación. Pero si entonces se siente así, ¿por qué no hablar con su pareja y buscar la solución?

El romance se termina:

El amor es como una flor, si no lo riegas se irá marchitando, punto. En este punto el consejero culpa a las mujeres puesto que dice que con los años o los hijos, las mujeres comienzan con inseguridades de su cuerpo y eso las intimida, las cohíbe y entonces, el hombre, sale a buscar lo que ya tiene en casa pero que no es capaz de regar. ¿Entonces de quién es la culpa? ¿de nosotras por algo tan normal o de ellos por no hacer sentir deseada y amada a su mujer?

Las personas cambian con el tiempo:

Cambian o en realidad nunca lo conociste del todo. En el amor hay tres etapas: la primera consta de miel sobre hojuelas, la segunda es cuando la pareja comienza a conocer los defectos del otro, misma etapa en donde se queda la mayoría hasta terminar lo que tienen y la tercera, cuando se aceptan con su todo y todo y se cree que en esa etapa se siente lo que es el verdadero amor. Y si hay cambios ¿por qué no hablarlo? ¿por qué preferir llegar hasta una crisis en dónde no haya más solución? quizás en este punto, ambos son culpables pero la traición no considero sea la mejor opción.

Ellos quieren la paz:

Los hombres suelen ser más relajados y despreocupados, todo lo contrario a las mujeres, quienes desean a un hombre comprometido, organizado, que contribuya con el hogar y haga más ligera la carga, pero con ello el hombre suele sentirse con una carga imposible de soportar (pobrecitos) y entonces para relajarse, buscan a otra pareja, quizás sólo para un desliz pues finalmente lo último que quieren es otro compromiso encima.

Carecen de atención y cuidado:

No se exagera cuando se dice que los hombres, incluso con varios años encima, continúan siendo como niños y es que la mayoría busca en una relación cuidados, atenciones y afecto, desean sentir en parte la relación de pareja un poco como la que tenían con su madre, así que si la mujer con la que está no le da ello, sale en busca de otra que si se lo, así de fácil. ¿Qué tal?

Machismo:

Por desgracia, desde pequeños a muchos hombres se les inculca que ellos deben ser los fuertes, los que tengan el poder, el dominio, el control y sobre todo, deben de tener a sus pies a varias mujeres pues es la ¨única¨ forma de demostrar su virilidad. Puede que se case, pero una vez que se sienta ¨dominado¨ o que sienta que el estar con una sola mujer no es de hombres, saldrá a buscar a otras sólo para demostrar que es ¨muy hombre¨.

Poca intimidad:

A veces la rutina hace que la intimidad quede de lado pues se le da prioridad quizás a los hijos, al hogar, al trabajo, etcétera. Y ante esto, muchos hombres terminan buscando fuera la intimidad que se han perdido con su pareja.

El día a día:

Por lo general son las mujeres las que hacen mejor frente a la rutina del matrimonio mientras que los hombres suelen aburrirse con facilidad. Comienza a darse cuenta de que no todos los días puede ser miel sobre hojuelas, se da cuenta de que la convivencia comienza a cambiar, que ahora son otras las prioridades y entonces cobardemente huye, en busca de alguien más. Así de simple.

¿Qué opinas acerca de estas razones?

¿Estás a favor o en contra? Creo que muchos estarán de acuerdo en que el traicionar es falta de compromiso, de madurez y de amor, si ya no amas más a tu pareja, si están pasando por una crisis y crees que no hay solución, entonces ¿por qué no terminar? Es mucho más sencillo y de hombres hablar con la verdad que traicionar y escudarse tras un montón de excusas ¿no creen?

Esperamos tu opinión al respecto, difunde con los demás para que también aporten su punto de vista.

También te recomendamos este video.

Niño toca el piano en el super

Recuerda que puedes compartir el artículo y que te regalo 3 viajes en uber, con el código naq199 Pulsando aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *